Puente de diciembre a la veguillana

Se nos viene acueducto para entrar en diciembre por la puerta grande. Antes de hacer planes, sabed que la Ribera del Duero despide ese sosiego hedonista de los últimos viñedos rojos, los postreros chopos dorados, el Duero bravo y sonriente con las lluvias… y el rubí del vino en las copas, el aroma acogedor de las barricas, la alegría del vermut en la calidez del ErabarAquí os esperamos todos los días, incluidos festivos, de 10 a 15 h, para acogeros y convertiros a la causa ribereña, que si no sois de vino, siempre podéis catar la nueva cosecha de miel de nuestros viñedos.

¡Os esperamos!

Carrito de compra
Scroll al inicio